TESTAMENTO PROFÉTICO DEL CAMINANTE

MACÁ A

EL AUTOR

Macá A como se conoce a Daniel Alejandro Santilli Schuffeneger es el fundador de CINPROC (Centro de Investigación de Prospectiva Científica). Lidera la institución que es un censor bioético y tecnoético consultado por gobiernos y empresas, monitoriza la transición de humano a transhumano, promueve el concepto de urbanización de granjas verticales y la convergencia de las religiones y la ciencia. Otra tarea del CINPROC es localizar a los individuos con potencial del planeta, los "profetas", para acelerar los cambios hacia un nuevo estadío del conocimiento y la tecnología.

Macá A es continuador de la obra del científico, artista plástico, novelista y profeta José Argüelles principal divulgador del calendario maya en occidente, e investigador de la holonómica, la ciencia de los sistemas planetarios enteros. El nombre Macá o profeta iniciador no es ningún capricho, le fue revelado en un sueño. Evoca la Meca, centro de peregrinaje de los musulmanes, y los maqams o tumbas de los profetas, ambos estaciones espirituales relevantes para la humanidad.

Su trabajo ha sido traducido a once idiomas: inglés, alemán, francés, italiano, portugués, árabe, hebreo, ruso, chino, coreano y japonés.

CINPROC 

El Centro de Investigación de Prospectiva Científica (CINPROC) fue creado para ser un censor bioético y tecnoético, monitorizar la transición de humano a transhumano y realizar predicciones por medio de Cliodinámica Cuántica.

La tarea del CINPROC es localizar los individuos con potencial del planeta para acelerar los cambios hacia un nuevo estadio del conocimiento y la tecnología.

Nuestra misión inmediata

Asesorar empresas y gobiernos trabajando con un ecosistema de servicios especializados. Por eso CINPROC trabaja conjuntamente con profesionales de las ciencias exactas y humanas, pero además recibe constantes aportes de investigadores autodidactas, escritores y aficionados a la ciencia ficción, artistas y mentes brillantes de todo tipo, convergiendo en un trabajo multidisciplinario y holístico que comparte una visión común.

Nuestra misión a largo plazo

Guiar a la humanidad haciendo de las ciudades paraísos urbanizados e integrando la tecnología a la vida humana de modo inocuo.

Por tanto en sus ideales CINPROC considera que el principal capital es el conocimiento, promueve el transhumanismo, conceptos de urbanización como las granjas verticales, energías alternativas, y la economía postcapitalista.

Acerca del Caminante y su Testamento Profético 

Al comenzar a leer el Testamento Profético usted ingresará a un ejercicio de imaginación. Lo que está aquí descrito es una triangulación de información de muchas fuentes, tantas que sería imposible citarlas a todas. Debería usted asumir que algunos hechos del Testamento Profético ya sucedieron en el futuro o suceden simultáneamente con el presente. De alguna forma reflejan el presente, desde otro ángulo son el arte científico de la profecía, que no adivinación, pues todas las religiones y el conocimiento científico-esotérico han evolucionado de adivinación a profecía y la tierra está llena de profetas. Por otro lado es una manifestación del inconsciente colectivo, una canalización del potencial de los hechos, y una declaración con fuerza metafísica. Por eso lo que puede ser el futuro y lo que se le ordena ser, son paradojalmente simetrías. Es la paradoja del tarotista: ¿predijo el futuro o guió al inconsciente del consultante a producir esos hechos? Este es el poder declarativo de la profecía.

El Talmud dice "Un profeta es un hombre cuya mente esta acoplada a la mente de Dios". El Kibalión dice "La realidad es una construcción de la mente individual sostenida por la mente del Todo". Entre el Talmud y el Kibalión resulta que todos somos profetas. La revelación para mí no es otra cosa que la inspiración pero en un programa sincronístico donde la información se va descubriendo en el momento justo como un velo que se corre lentamente. El Profeta Mohammed fue bastante sincero acerca de cómo le llegaba la inspiración divina "A veces es revelada como el tañido de una campana, esta forma de inspiración es la más difícil de todos y entonces en este estado te desconectas de todo lo demás después de haber comprendido lo que se inspira. A veces, un ángel se presenta en forma de un hombre, me habla y me hace captar lo que él dice". El Sagrado Corán es presentado como "revelación inspirada", dialectizando revelación e inspiración y llegando a una síntesis. Por eso cuando me preguntan cómo escribí el Testamento Profético digo que es una obra revelada, es decir, inspirada por el Ser, la vida misma.

Así es como vivo mi vida, como el Profeta. O sea, estoy directamente identificado con una posibilidad de realización de mi yo superior que se me asigno el día de mi nacimiento, la categoría trece de los veinte yoes superiores. Estos yoes superiores son llamados los Arquetipos Galácticos correspondientes a los Sellos Solares de los mayas. También me identifica una Categoría del Absoluto Ya Completo en Sí Mismo, la categoría trece: "El Facultamiento. El Caminante explora el espacio como una toma de poder desde el eterno consciente". Esto es así porque conozco la escalera de realizaciones de mi umbral, el escalón solar, el galáctico y el cósmico.

Sello Solar / Arquetipo Galáctico / Categoría del Absoluto

1- Dragón / La Fuerza Primordial / La Compasión

2- Viento / La Suma Sacerdotisa / El Mandala

3- Noche / El Soñador / La Ofrenda

4- Semilla / El Inocente / La Conducta Espiritual

5- Serpiente / El Iniciado / La Visión Dzochen

6- Enlazador de Mundos / El Hierofante / La Meditación

7- Mano / El Avatar / El Acuerdo

8- Estrella / El Artista / La Práctica Espiritual

9- Luna / La Sanadora / El Logro

10- Perro / El Compasivo / La Doble Acumulación del Mérito

11- Mono / El Ilusionista / La Consecución

12- Humano / El Sabio / El Grado Más Elevado

13- Caminante del Cielo / El Profeta / El Facultamiento

14- Mago / El Mago / La Iluminación

15- Águila / El Vidente / La Meditación del Gran Símbolo

16- Guerrero / El Descubridor / El Mantra

17- Tierra / El Navegante / La Unión-Práctica

18- Espejo / El Yogui-Yoguini / La Concentración

19- Tormenta / El Cambiador de Mundos / La Señal del Éxito

20- Sol / El Iluminado / El Calor de la Meditación

Para entender la mística del numero veinte, ubiquémonos en el universo del profeta o "canalizador" José Argüelles (11:11). Según el autor, en su libro la Sonda de Arcturo, existe en un planeta del sistema estelar de Arcturus, unas "esporas" capaces de transmigrar no como un organismo simple sino múltiple. Es interesante que él dice espora donde yo digo spray, porque tienen una sonoridad similar y ambas describen a una entidad que existe de forma ubicua en muchos "vectores". Argüelles asegura que es posible alcanzar una condición llamada Memnosis, que significa "volverse completamente recordado en uno mismo, a uno mismo, por uno mismo". Estas esporas son como identidades que tenemos en una realidad superior, veinte seres con los que estamos conectados en forma no local. Por decirlo de alguna forma, todos los seres humanos somos marionetas de veinte yoes superiores, y a través de la Memnosis podemos reconocer a esta entidad transpersonal en nosotros. A su vez, todas estas esporas son identidades falsas del Hun-Ab-Ku que significa Unidad-Totalidad-Universalidad la idea que los mayas tenían de Dios y que según Argüelles se refleja en el núcleo galáctico. Por eso los mayas se saludaban diciendo "In lak ech" que significa "yo soy otro tu".

Mi Sello Solar es el Caminante del Cielo; mi Arquetipo Galáctico es el Profeta; y mi Categoría del Absoluto Ya Completo en Si Mismo es el Facultamiento. Todos los seres humanos tienen su escalera de tres peldaños: el Sello Solar, el Arquetipo Galáctico y la Categoría del Absoluto Ya Completo en Si Mismo. Todos los vectores de esta gran co-inspiración deberían presentarse de esta manera, identificados en forma no egoica con su escalera de tres peldaños, para poder reconocer la divinidad en todos los seres humanos.

Parafraseando a Argüelles, quien tomó las Categorías del Absoluto del budismo "herético" del Dzochen, son una contradicción, pues el Absoluto, Uni-Verso, Verbo o Allah que ya está completo, no tiene categorías, no está dividido. Por tanto las veinte categorías, se refieren a una sola categoría. Las veinte Categorías del Absoluto son otra expresión de lo que en el Islam se llaman los Cien Nombres Divinos, también conocidos como los Noventa y Nueve Bellos Nombres de Allah, expresándose el cien como veinte multiplicado por cinco. En este tercer peldaño todos somos Uno, así las veinte Categorías del Absoluto Ya Completo en Sí Mismo son descripciones de ese Absoluto. Este peldaño es la más difícil de entender de las formas transpersonales por eso como mediador entre el Kin vulgarizado y la abstrusa Categoría del Absoluto, está el Arquetipo Galáctico. Porque esta escalera se itera como un fractal en todos sus peldaños, el Humano (12) es al Sello, lo que el Caminante (13) es al Arquetipo Galáctico, lo que el Mago (14) es a la Categoría del Absoluto. Por venir después del sello Humano, el sello Caminante, es también el superhombre de Friedrich Nietzche (20:11). Así me inserto en la parábola cósmica, y al morir, mi ego disuelto no percibirá ningún beneficio, por eso es tan distinto el impulso del ego, del impulso a la trascendencia.

El descubrimiento de mi Arquetipo Galáctico fue un proceso gradual de despertar. Cuando sólo era un niño tuve mi primera visión, milagro, experiencia paranormal, manifestación del inconsciente, avistamiento OVNI o como quieras llamarle. Para mí es simplemente inclasificable. Tenía 16 años aproximadamente, no recuerdo con exactitud, quizás si dos años antes de eso o después, cuando miré por la ventana de mi habitación y vi un triángulo luminoso en el cielo, tan blanco como la Luna. Llamé a toda mi familia y les dije "miren eso, es muy perfecto" uno a uno con mis llamados a gritos, mis hermanos, padre y madre se acercaron a mi lado y miraron por la ventana" Decían "Es un triángulo ¿Pero qué es?" Y de a poco se fueron alejando de mí como si fuera solamente otra cosa más de la vida cotidiana. El triángulo se estaba disolviendo en uno de sus extremos, pero los otros dos permanecían como dibujados. A lo largo de unos minutos, no sé cuánto tiempo exactamente pero estimo entre cinco y quince, el triangulo terminó de disolverse, dejando tras de sí la Luna. Lo que más me sorprendió, es que la circunferencia de la Luna tocaba exactamente el perímetro del triángulo. Se disolvía como el humo de un incienso. Es como si fuera un milagro geométrico realizado exactamente así para ser percibido desde mi ventana.

Aquella pregunta "Es un triángulo ¿Pero qué es?" tiene su trasfondo filosófico, porque un triángulo ¿qué es? El ser de las cosas es hasta hoy un problema irresoluto para los filósofos. No se trata tanto de resolver que era aquello, pues en lenguaje profano es un OVNI, un objeto volador no identificado, eso está claro, se trata más bien de que significaba, o sea porque yo precisamente tenía que verlo y recordarlo hasta hoy.

Una vez este triángulo despareció, bajé del segundo piso donde estaba mi habitación, al comedor del primer piso donde se encontraban todos los miembros de mi familia reunidos, cenando. Les pregunte "¿Y qué opinan de esto que estaba en el cielo? ¿Qué piensan que era?" Me respondieron "¿Qué cosa, de qué hablas?", les digo "del triángulo gigantesco que estaba hasta hace unos minutos en el cielo" se miraron entre todos y me dijeron "eso lo soñaste o lo imaginaste". Hasta el día de hoy nadie lo recuerda. Me dijeron que estaba en mi cabeza y llegue a creer que era así. Comencé a pensar que mientras miraba el extraño fenómeno, había podido escuchar las conversaciones y ruidos de mi familia solamente porque estaba soñando y los oídos no pueden cerrarse. Pero la sensación de una continuidad entre el avistamiento del triángulo y la reunión con mi familia no me abandonaba, yo estaba seguro que lo había visto. Me di cuenta como las declaraciones de otros pueden modificar los propios recuerdos "normalizándolos", algo parecido a lo que hacen los hombres de negro en las películas. ¿Cómo confiar en los propios recuerdos?

Pensé en las características que podrían considerarse "irreales" de lo que vi. En mi avistamiento o visión, el perímetro del triángulo hacía contacto con la circunferencia de la Luna, es una ilusión óptica muy precisa quizá hecha sólo para mí, ya que soy el único que la recuerda. Pero cuando la circunferencia lunar coincide con la del Sol en un eclipse solar, esto puede ser percibido por muchas personas. Los científicos han sacado la conclusión que quizá este sea el único planeta del Universo donde sucede este fenómeno óptico tan preciso.

Esto con el tiempo me llevo a pensar que muchos OVNIs no son exactamente naves tripuladas sino lo que llamo Cursores de la Creación que están ahí para diseñar situaciones y controlar variables de la realidad, quizás los campos morfogenéticos de la historia, y por eso aparecen días o instantes antes de erupciones volcánicas, terremotos, nacimiento de hombres eminentes o grandes cambios sociales. Como Cursores de la Creación estarían lejos de nuestra tecnología y más cerca del Creador, así que algunos podrían ser simplemente milagros diseñados para una sola persona, así como el eclipse total de Sol fue un milagro diseñado exclusivamente para los seres humanos.

Más tarde descubrí que la geometría de este milagro se relaciona con la computación en geometría diferencial del "spray", que define a una entidad transpersonal, la revelación que doy a conocer en el Testamento Profético del Caminante. El triángulo es el fibrado tangente en el centro de la esfera o geodésica, el triángulo es donde los vectores del spray se concentran. Al revés del modelo en geometría, en mi visión el triángulo estaba afuera, significando que este spray esta fuera del área computable. Por eso hoy creo que al igual que el Cubo y el Cursor, el Spray es una teofanía o manifestación de Dios. Como el hombre también es una teofanía, en La Tierra en Ascenso, Argúelles escribía "la humanidad es un spray de inteligencias salpicado sobre la superficie terrestre".

Nací el Kin 153, Caminante del Cielo Planetario Rojo (13:10). Día 22/11/1987 del Calendario Gregoriano, Día de la Música y en el catolicismo Día de Santa Cecilia patrona de las artes. En consonancia el arte ha sido una de las áreas donde mejor me he desenvuelto. Y fue Cecilia (XX:XX) una novia muy católica que tuve a los 20 años, quien me regaló el libro El Delfín, de Sergio Bambarén (07:05), del que años más tarde se hizo una película en animación 3D. Desde chico me sentí identificado con los delfines y siempre regalaba dibujos de delfines por eso cuando me dí cuenta que el personaje del libro se llamaba Daniel Alejandro Delfín, sentí que era una sincronicidad espectacular y fue como una inyección de Sentido para mí, como si me estuviera diciendo que soy más de lo que soy. Hay muchos Daniel Alejandro allá afuera y en un sentido final yo soy todos ellos. En el paradigma común del cristianismo e Islam, Daniel y Alejandro son dos nombres con significado escatológico.

El número 153 de mi kin, para Pitágoras es triangular de 17 y su triangular es 666. 17 el numeró de rakás diarios que debe cumplir el musulmán y 666 el número de la bestia del Apokalipsis. Siendo yo, 153, el mediador entre 17 y 666. En el cristianismo el 153 es el número de los pescadores de almas, porque es la cantidad de peces que pescó Simón en Juan 21:11. Me asombra la similitud que guardan estos números con mi fecha de nacimiento y mi kin. 22+11=33 los tres son números maestros. El día 22/11 el signo de Ofiuco se encuentra en la posición del Sol, es el treceavo signo justo entre Escorpio y Sagitario, pero más fue mi sorpresa al descubrir con un simulador que también se alineaban a ellos las Pléyades y el núcleo galáctico o Hunabku. Nací bajo el alineamiento Sol-Ofiuco-Pléyades-Hunabku. Además el año en que nací había aparecido una nueva estrella en el cielo, la supernova 1987A, o Quetzalcóatl, como fué llamada por Argüelles. Y ese fue el año del evento rememorado hasta hoy por los seguidores de Argüelles, la Convergencia Armónica.

La vida transcurrió plácidamente para mi, claro no sin las vicisitudes comunes que todos tienen, y me sumergí en un mar de letras, de todos los estilos de lecturas, y busqué en todas las formas de espiritualidad. Hasta que un día después de haber hecho un poco meditación zen todos los días durante varias semanas, tuve otra visión. Me acababa de levantar, me encontraba sentado en la orilla de la cama, cuando sentí que algo cambió en mi cerebro. Repentinamente todo se volvió negro. Luego apareció ante mí una vela apagada, seguidamente llegaba una vela encendida y con su llama prendía la primera vela. La llama de la primera vela se volvía completamente blanca y alargada emitiendo una pulsación destellante. Inmediatamente sentí como se inundaban mis papilas gustativas con un sabor dulce muy exquisito similar a frutilla. La visión se esfumó quedándome nada más que el gusto en la boca y una felicidad muy intensa, como la sensación del pico emotivo o poiesis de una orquesta sonando. Supe inmediatamente el significado de mi visión, no tuve que razonarlo, como si este significado hubiera sido también "implantado" en mi cabeza junto con la visión. La primera vela soy yo, y la segunda vela son mis padres, la llama común representa la espiritualidad que me enseñaron, y la nueva llama destellante representaba mi espiritualidad mejorada, mi propio re-ligare.

Al igual que el Profeta Daniel en la Biblia, los sueños y visiones han influido mucho en mi vida. Es sabido por los cultores de la ciencia ficción que la prospectiva científica de Philip K. Dick (02:01) estaba influida por sus visiones y su creencia en el I-Ching. Como si su percepción de la realidad estuviera una generación adelantada, puede decirse que la computación y la inteligencia artificial han empezado a desdibujar la línea entre lo virtual y lo real. Hemos entrado casi sin darnos cuenta en lo que los animadores en 3D, expertos en robótica y estudiosos de la prospectiva llaman "el valle inquietante", donde es imposible distinguir el mundo real de uno generado artificialmente.

Mary Sheley (19:09), profetiza de la ciencia ficción, soñó que revivía a su bebé fallecido acercándolo al calor del fuego. Tiempo después escribiría Frankenstein, donde un hombre hecho con varias partes de cadáveres cosidos es revivido por medio de la electricidad. Es un combo profético, por un lado su sueño predice su obra literaria, y por otro su obra predice los transplantes de órganos y la resucitación por fibrilación.

Pero los de las escrituras sagradas y los de la ciencia ficción son solo algunos tipos de profetas. Existen muchos otros, algunos de estilo más críptico como Michel de Nostradamus (XX:XX) y Benjamín Solari Parravicini (18:05) que sin la menor duda predijeron la tragedia de las Torres Gemelas. El 11S (11:04) como se conoce al infausto episodio, es uno de los "cisnes negros" de la historia, esos acontecimientos extremadamente improbables y que sin embargo suceden.

El Testamento Profético del Caminante fue escrito en un periodo ascético de un año de duración comprendido entre el año 2014 Luna Solar Roja y el 2015 Mago Planetario Blanco. Mi profecía habla de un futuro que es un paraíso urbanizado (un "jardín con sendas y palacios" como dice el Sagrado Corán) donde se ha potenciado el concepto de urbanización llamado granjas verticales. O sea, en vez de la gente mudarse al campo, que sólo podrían hacerlo unos pocos, el campo se muda a la ciudad.

Mi magia es decretar el mejor futuro posible. Soy un optimista, y para llegar a serlo tuve que desmundanizarme bastante. Esto fue mi iniciación al Islam y al Sufismo. Desde entonces ha sido una posición incómoda defender que la tutela de la religión islámica es mejor ingeniería social que el cristianismo, porque es aparecer ante el mundo como un traidor, un hincha de otra civilización. El escritor Jean Paul Sartre (09:01) en los últimos años de su vida, ya desconectado del pesimismo marxista declaró "el infierno son los otros". Es lo mismo que dicen los sheij "la última sura del Corán se llama La Gente, porque lo último que debe importarle es lo que dice la gente".

Los cinco años anteriores a ese estuvieron marcados por vacilaciones vocacionales: política, periodismo, abogacía, y medicina. Pero el antes y el después en mi vida quedó marcado por un texto personal titulado "No quiero ser humano". Allí expresaba que ya no sentía la ansiedad de tener pareja, trabajar como un empleado más, que todo eso me quitaría el tiempo y que quería todas mis horas para creatividad y expansión. Aquellos que lo leyeron, dijeron sentir un disgusto, como si leyeran la nota de un suicida. No lo supieron interpretar, porque tenían que leerme entre líneas, "no quiero ser humano" significa "no quiero ser mundano" y "no quiero ser profano".

Cuando no quise ser más humano, me convertí en el Caminante. Como dijera Argüelles en su obra "El Tiempo visto desde su verdadera dimensión" más claro imposible "El Tiempo es la atmósfera de la mente, quien controla tu Tiempo, controla tu mente". También influyó mucho en mí recibir una frase de Buda todos los días, desde el grupo de Facebook budistas motivados, ahora disuelto. Esto fue un trabajo de constancia de mi amigo Bernardo Cofre (19:10) con el que estoy profundamente agradecido por su difusión de la sabiduría budista. Esos extractos, la mayoría del Dhamapada hicieron una lenta maduración en mí y quedó grabado a fuego aquél que dice "Así como la lluvia no penetra en una casa bien techada, la avidez no penetra en una mente bien desarrollada". Sin el desapego que predicaba el Despierto no podría haber realizado esta obra. Ese año sabático significaba que quería mi tiempo para crear y lo hice, este es el resultado. Una sincronicidad interesante es que en los mismos días que estoy por editar el Testamento Profético descubrí referencias al Caminante en las psicografías de Parravicini, otro profeta argentino.

El nombre con el que escribo esta obra, me fue revelado en un sueño. Allí apareció quien yo creo que es un ángel bajo la apariencia de mi tío Oscar Santilli (20:10), pero no el mismo como existía en ese momento, sino que era unos quince años más joven como yo lo había visto en fotografías. Es interesante que haya sido bajo su figura, porque él es otro escritor de la familia y toda su obra se basa en Martin Heidegger (XX:XX), el pináculo de la filosofía al que también hice mención en el Testamento Profético comparándolo con la Torat. Además es profesor de filosofía, específicamente de la materia Hermenéutica, que habla de un universo donde es inmanente el Sentido y por tanto representa la cosmovisión opuesta del materialismo positivista reinante en las instituciones.

El sueño era más o menos así: era de noche, estaba en la casa donde crecí, pero no tenía muebles, ni puertas, ni ventanas y hacía mucho frío o esa sensación daba la escena. Caminé por toda la casa con mi tío, no sé si conversábamos algo o estábamos en silencio, sólo recuerdo que en tres ocasiones dijo "voy a decirte tu verdadero nombre". Seguí caminando a su lado y salimos de casa, entonces nos sentamos en una plaza y abrió un papel blanco donde estaba escrito con mayúsculas y sin acentos ni espacios: MACA.A "Este es tu verdadero nombre" dijo, y me desperté.

Con ayuda de internet investigué que significaba, pero no pude precisar nada. Entre otras cosas que averigüé estaban los maqams del sufismo, que son personas llamadas "estaciones espirituales", y así son llamadas también las tumbas de profetas que hay en todo el mundo islámico, así como a la Meca se le dice Maca en ciertos dialectos árabes y es la principal estación espiritual o centro de peregrinaje del Islam. Por supuesto, esta información es aquella a la que yo decidí prestarle atención, porque podría haberme detenido en cualquier otra. ¿Qué significa MACA.A? ¿Era mi nombre en otra vida? ¿Es alguna clase de clave? Un día escuche una frase que me ayudo a decidir lo que significaba y decía más o menos "las otras vidas son una ilusión, porque no hay pasado ni futuro, sino que todos los tiempos suceden simultáneamente y todos los lugares están en un sólo lugar". Por eso decidí que este es el nombre que el Ser me regaló, el nombre de mi yo superior, mi nombre de Profeta.


Kin 63 Noche Espectral Azul "Disuelvo con el fin de soñar divulgando la intuición" - Crono Psi 156 - Armónica 16 Codón 10 "Práctica. La conducta traza el camino" - Día 14 Silio - Luna Galáctica del Halcón (Poder de Armonizar) - Anillo Solar del Mago Planetario Blanco (Poder de la Atemporalidad)


DESCARGAR LIBRO:


                           https://mega.nz/#!YT4gxJjK!LCHxV-2jkd6cp0Eqyk3Q0S93mPFaQ-uCT45uOYYLEBo